Conoce Nuestra Biodiversidad

La Icnología, una rama poco conocida de la Paleontología

Publicado el Viernes, 20 de Febrero de 2015

La Icnología, una rama poco conocida de la Paleontología

Fig. 1. A. Mapa de distribución del bloque Paleozoico de Bolivia donde se halla   
el icnogénero Cruziana furcifera. B. Cruziana furcifera, que  corresponde a la pista de un Trilobite


Por: Rubén Andrade-Flores

MNHN-Unidad de Paleontología-Sección de Invertebrados

La icnología es una disciplina de la paleontología que trata del estudio de las trazas, es decir, de las impresiones o vestigios de la actividad de los organismos que existieron en el pasado geológico, las cuales son importantes porque complementan la descripción del organismo y ayudan a su clasificación e interpretación (Simpson, 1975, en Frey et al., 1980). Así mismo, la icnología es el estudio de la interrelación entre el organismo y el sustrato (Howard y Frey, 1975; Roder, 1977; Bromley, 1978 en Frey et al., 1980). Tradicionalmente se empleaba el término traza fósil para describir el registro de alguna actividad que realizaba un organismo sobre un sustrato, pero actualmente se aconseja el empleo de estructura etológica (Gámez et al., 1996).

Estas estructuras etológicas son abundantes en depósitos del Paleozoico, particularmente las que corresponden a los Periodos del Cámbrico al Devónico inferior (540 a 385 m.a.); las mismas son una fuente de información sobre los organismos de cuerpo blando que se caracterizan por:

  1. Tener una distribución temporal larga en el tiempo geológico.
  2. La preservación de la forma de la traza, en el momento de la sedimentación.
  3. No haber sufrido procesos de transporte o desplazamiento por una mineralización temprana.
  4. Ser la única fuente de información sobre los organismos de cuerpo blando.

Existen muchos criterios para el reconocimiento de estructuras etológicas, pero la más aceptada es la clasificación propuesta por Seilacher (1953), quien los agrupó considerando el comportamiento de estos organismos marinos en: 

  1. Domichnia o galerías de morada.
  2. Fodichnia o galerías de alimentación.
  3. Pascichnia o pistas de nutrición.
  4. Repichnia o pistas de reptación y desplazamiento.
  5. Cubichnia o pistas de reposo.

Martinsson (1970) da otra clasificación, donde reconoce cuatro grupos en relación al medio natural, a la mecánica de su origen y a la naturaleza de su relieve.

  1. Epichnia: Icnitas desarrolladas en la superficie del estrato.
  2. Endichnia: Icnitas desarrolladas dentro del estrato.
  3. Hypichnia: Icnitas desarrolladas en la base del estrato.
  4. Exichnia: Icnitas desarrolladas en sedimentos constituidos por material ajeno al relleno.

El estudio de las estructuras etológicas tiene numerosas aplicaciones en distintas disciplinas vinculadas a la paleontología y a la sedimentología, principalmente en la determinación de las condiciones ambientales dominantes, por lo que los icnofósiles, proporcionan información valiosa en el análisis estratigráfico secuencial y de facies sedimentarias.

Para el grupo de los trilobites pueden encontrarse diferentes estructuras etológicas que nos hablan de cómo vivieron; uno de ellos son los icnofósiles, los cuales son huellas que deja un organismo en un sustrato al desplazarse. En Bolivia, Alcides D’Orbigny (1842), fue el primer investigador de huellas fósiles, quien describió por primera vez las estructuras etológicas del icnogéneroCruziana, presente en el Ordovícico de Bolivia y que comúnmente es interpretado como huella fósil de trilobite; un dato interesante es que D’Orbigny dedicó este género al entonces Presidente de Bolivia el Mariscal Andrés de Santa Cruz. La icnología en Bolivia, toma fuerza en el estudio sistemático a partir de la década de los 80 y con más frecuencia en el 2000, siendo periódicas las citas icnológicas en la literatura paleontológica.

Nombre científico: Cruziana furcifera D’Orbigny 1842.

Edad: Ordovícico superior.

Localidad de registro: Liriuni, Quillacollo - Cochabamba.

Distribución:Cruziana furcifera se distribuye principalmente en el Paleozoico inferior (Cámbrico – Devónico inferior) y muy esporádicamente en el Carbonífero y Pérmico (Fig. 1. A.).

Descripción: El icnofósil de trilobite, Cruziana furcifera que se observa en la Fig. 1 B. se presenta como un relieve rectilíneo más o menos serpenteante sin bifurcación. En su zona axial presenta un surco a partir de la cual surgen estrías, finas a gruesas en forma de “espinas de pescado”, que se disponen oblicua o transversalmente al surco central, estas estrías longitudinalmente se unen, y en su extremo superior forman una V cuya parte superior indica la dirección de desplazamiento.

Este icnofósil corresponde a la reptación dejada por los trilobites que se entrecruzan. Los icnofósiles con relieves menos profundos (pistas) se deben a desplazamientos superficiales realizados por los trilobites, mientras que los más fuertes (surcos) se habrían formado por desplazamientos y excavación de dichos organismos (Crimes, 1970 a).

Glosario:

Era geológica: Son distintas etapas en las cuales evolucionan distintas tipos de vida, según el pasar del tiempo, para adaptarse al medio en el que nosotros actualmente nos encontramos.

Estructura etológica: Son evidencias tangibles de la actividad de uno o varios individuos, antiguos o actuales, que registra en mayor o menor grado el comportamiento del productor o productores mediante la interacción activa con un sustrato o mediante la producción de sedimento.

Estratigrafía secuencial: Es el estudio cíclico vinculado a la variación del nivel del mar y las discordancias de procesos de sedimentación y la actividad tectónica en el tiempo.

Facies sedimentarias: Capa sedimentaria o conjunto de capas que se atribuyen a la acción de un proceso de acumulación.

Icnogénero: Traza fósil que por sus características puede ser diagnosticada, asignándole el carácter taxonómico de valor genérico, aunque no constituye un verdadero género biológico.

Mineralización: Es la degradación completa de un compuesto a sus constituyentes minerales, donde el carbono orgánico es oxidado hasta CO2.

Organismos de cuerpo blando: Son animales que carecen de esqueletos.

Sedimentación: Es el proceso geológico mediante el cual los materiales detríticos erosionados de las rocas preexistentes se acumulan en un determinado lugar, que pueden ser los fondos marinos, los fondos lacustres, las depresiones continentales, etc.

Sedimentología: Estudio de los procesos de formación, transporte y depósito del material que se acumula como sedimento en los ambientes marinos y continentales, el cual después de largo tiempo forma rocas sedimentarias.

Sustrato: Es un estrato que subyace a otro y sobre el cual está en condiciones de ejercer algún tipo de acción y efecto erosivo.

Trazas fósiles: Son impresiones hechas sobre el sustrato por un organismo.

Trilobites: Artrópodos actualmente extinguidos, que vivieron en los mares durante casi 300 millones de años, desde el periodo Cámbrico hasta el Pérmico.

Referencias bibliográficas:

Branley, R.G. 1978. Trace fossils at omission surface. I: The study of Trace Fossils (Ed. R.W. Frey) Springer – Verloj, Berlin, Haidelberg, New York. 399 – 428.

Crimes, T. P. 1970 a. The significance of trace fossils in sedimentology, stratigraphy and paleoecology with examples from Lower Paleozoic strate. In: Trace fossils. Crimes & Happer Eds., Geol. Jour., Spec. Issue nº 3 pp. 101 126, Liverpool.

D’Orbigny, A. 1842. Voyage dans I’ Amérique Méridionale. 3 (4) Paléontologie, 11 (2) : 155 – 176, 3 Fig. 1ap. Madrid. ISSN : 0213 – 6937.

Frey, W R. y A. Seilacher, 1980. Uniformity in Marine invertebrate iconology. - Lethaia. Vol. 13    Nº 3 pp 183-201.

Gámez, V.J.A. y Liñan, E.(1996). “Revision de la Terminología Icnología en español”. Revista Española de paleontología, 11 (2): 155 -176, 3 fig. 1ap. Madrid ISSN: 013 – 6937.

Howard, J.D. and Frey, R.W. 1975. Estuaries of the Georgia Coast, U.S.A.: Sedimentology and biology. I Regional animal-sediment characteristics of Georgia estuaries Sinckenbergiana Maritime, 7. 33-103.

Martinsson, A. 1970. Toponomy of trace fossils. In: Trace Fossils (Eds. T.P. Crimes and J.C Happer). Geological Journal Special Inssue, 3 323-330.

Räder, H. 1977. Gangsysteme von Paraonis fulgens levinsen 1883 (Polycaeta) in “kologischer, ethologischer und aktuopal” ontologischer Sicht: Sekembergiana maritime, v.3. p. 3-51

Seilacher, A. 1953. Studien zur Palichonologie. I Uber die méthode der palichonologie: N’eues Jahrb. Géologie, Paläontologie Abhandl, vol 96 pp. 421-452. 



Chelonoides carbonaria (Foto: Ictiología / CBF (MNHN-IE))
Chelonoides carbonaria (Foto: Ictiología / CBF (MNHN-IE))
Ornitológos en trabajo de campo (Foto: Isabel Gómez / Archivo CBF (MHNH-IE))
Ornitológos en trabajo de campo (Foto: Isabel Gómez / Archivo CBF (MHNH-IE))
Tangara             (Foto: Isabel Gómez / Archivo CBF (MHNH-IE)
Tangara (Foto: Isabel Gómez / Archivo CBF (MHNH-IE)